MéxicoRelaxLos Pueblos Mágicos de México que te van a enamorar

Descubre los mejores tips, actividades y hoteles en el pueblo mágico de Izamal

By , 25 de junio de 2018

Yucatán enamora a todos por su historia, su gastronomía, y los colores de sus pueblos, cada uno de estos detalles, lo han hecho uno de los estados favoritos para vacacionar. ¿A poco no?

Y es allí donde se encuentra uno de los primeros en ser nombrado pueblo mágico en México: Izamal. Este pueblito es tan tranquilo que aún se acostumbra escuchar el sonido de los cascos de los caballos sobre las calles adoquinadas. La gran joya dorada como es conocida, es una combinación perfecta entre el sol y su arquitectura.

nomadarte trivago

trivago y los bloggers de Nomadarte te muestran el lado que no conocías de los Pueblos Mágicos. Cynthia y Gustavo recorrieron toda Latinoamérica en coche y ahora lo hacen por México ¡toma nota de sus mejores tips!

Disfruta del pueblo amarillo

Para llegar a Izamal no hay que adentrarnos mucho en el camino, pues está ubicado a tan solo una hora de distancia de Mérida. Es un calmado pueblo colonial construido sobre un asentamiento maya que es conocida como “la ciudad de las tres culturas” ya que aquí hay rastros prehispánicos, coloniales y modernos.

Tal vez lo más sorprendente de este pueblo mágico es ver todas sus edificaciones pintadas de un mismo color, amarillo.  Esto se debe a que en 1992 Izamal recibió la visita del Papa Juan Pablo II y todo el pueblo pintó sus fachadas de amarillo con blanco, por ser los colores del Vaticano, al final se dieron cuenta que les daba una característica muy especial y todos lo mantienen, haciéndolo un pueblo hermoso para fotografiar.

Si lo que buscas es pasar un fin de semana muy relajante, llegaste al lugar ideal. Aquí te preparamos una guía para que no te pierdas nada en tu próxima visita a Izamal, la historia está en cada uno de sus rincones y te será muy fácil llegar a ella, así que saca tus zapatos más cómodos y comienza a caminar, las maravillas aparecerán más rápido de lo que te imaginas.

¿Dónde hospedarse en Izamal?

Para que esta increíble aventura sea perfecta, necesitas complementarla con un buen lugar para recuperar energías, aquí nuestras sugerencias:

Hotel Rinconada del Convento

Ubicado en pleno corazón de Izamal, este hotel cuenta con una vista espectacular hacia el Convento Franciscano, la piramide Kinich-Kakmó y un asentamiento maya. Así que mientras te das un chapuzón podrás gozar de un hermoso paisaje.

Para tu comodidad, el hotel se rodea por jardines, restaurantes y cuenta con renta de bicicletas o tours en cuatrimotos. Ofrece talleres artesanales y gastronómicos, y sin importar que viajes en pareja o en familia, las habitaciones tienen todo lo necesario para que tu estancia sea de lo más cómoda y placentera.

[button text="Ver hotel" href="https://www.trivago.com.mx/izamal-114796/hotel/rinconada-del-convento-2810828"]

Hacienda Hotel Santo Domingo

Este hotel combina perfectamente la relajación y comidad con una experiencia llena de aventura y cultura. Hotel Hacienda Santo Domingo facilitará tus recorridos a distintos puntos de interés del pueblo, donde podrás  explorar la selva, los cenotes y diversas haciendas; la exótica naturaleza y la asombrosa cultura maya.

Gracias a sus instalaciones, podrás disfrutar un delicioso cóctel mientras tienes el mejor lugar para admirar la puesta de sol de Yucatán. Este hotel cuenta con una increíble zona de hamacas, celdas solares, alberca, un bar, un restaurante y un spa donde puedes recibir ese masaje que tanto estabas esperando.

 

[button text="Ver hotel" href="https://www.trivago.com.mx/es/izamal-114796/hotel/hacienda-hotel-santo-domingo-1876203"]

¿Qué hacer en Izamal?

Comencemos a recorrer las calles hasta encontrarnos con el Templo de la Purísima Concepción y ex Convento de San Antonio de Padua. No vamos a entrar en detalles de su fachada, desde que llegues a la plaza central te deslumbrará la gran sede Franciscana construida sobre un edificio prehispánico. ¡Es increíble!

Para llegar se tienen que subir una cuantas escaleras, como si de un pirámide se tratara, ya que debajo de este convento están las ruinas mayas llamadas Pap-Hol-chac.

La construcción está rodeada de más de 75 arcos, dentro del convento hay una iglesia y un pequeño museo donde conservan la silla que usó el Papa cuando visitó Izamal. Lo más espectacular es que la construcción de esa magnitud también está pintada de amarillo.

Debes de saber que este lugar es una de las edificaciones más grandes de Mesoamérica, se dice que es el monumento atrio más grande de América Latina y el segundo más grande del mundo únicamente después del Vaticano. ¡Te imaginas eso!

Y para darle un toque más mágico, por la noches el ex-convento es escenario del espectáculo de luz y sonido “La luz de los Mayas”. ¡Así que tampoco debes de perdertelo!

Llénate de historia prehispánica

A diferencia de otros lados, en Izamal no hay que irse muy lejos para encontrar pirámides, es muy común que al caminar por las calles se comienzan a ver vestigios de la cultura maya, fue tan grande el asentamiento que algunas pirámides están en los patios de algunas casas. Este es el único centro ceremonial maya que sigue habitado.

La pirámide más importante de la zona es el templo Kinich Kak Moo que significa “Guacamaya de fuego con rostro solar” o “Gran Pirámide” esta es la más grande en cuanto a la base de todas las pirámides mayas que se han descubierto, cuenta con una cima que se dice, funcionaba para hacer ritos y ceremonias.

Desde arriba se puede tener una de las vistas panorámicas más bellas y se puede observar todo Izamal a la perfección. La entrada es gratuita, y en definitiva nadie debe de perderse conocerla, si te queda más tiempo para llenarte de historia maya, también puedes visitar las pirámides de Tu’ul, Habuk e Izamatul.

Las Calesas coloniales

Izamal es muy pequeño así que no lleva mucho tiempo recorrer los caminos llenos de historia, observar las grandes casonas y fachadas todas pintadas de amarillo y blanco y disfrutar de la tranquilidad del pueblo.

Cuando el sol está cayendo, toda la gente sale a las puerta de su casa, se comienzan a balancear en las mecedoras, mientras el aire refresca con la brisa del atardecer.

Los casquillos de los caballos suenan por todas partes y ese sonido es el llamado inevitable para dar un paseo por las callecitas en una delicadísima calesa.

Las calesas son carruajes jalados por caballos que además de tenerlos con una excelente presentación están completamente sanos y fuertes.

Estan ubicadas en el parque central, a un costado de la entrada principal del convento. El paseo tiene un costo de 160 pesos.

Y lo más divertido de este tour es que el guía te lleva a hacer el recorrido “Esquina de leyendas” donde conoces los nombres que tenían las calles antes como la del gallo, ¡cada una tiene una increíble historia!

El recorrido en caballo te lleva a conocer la antigua estación de trenes, la capilla de los remedios que está en uno de los barrios más tradicionales de Izamal y también te lleva a ver la pirámide desde otras perspectivas.  No te distraigas y saca una foto en el rincón del arco que está a un lado del convento.

Lo mejor de este viaje es poder conocer gente local, que te cuenta la historia de Izamal desde otro punto de vista y que además siempre ayudas a la economía local.

¿Dónde comer en Izamal?

No hay mejor forma de conocer una cultura  que por medio de su gastronomía. La yucateca es una de las mejores en México, su variedad en platillos y su exquisito sabor es tan perfecto que tu paladar estará agradecido con cada bocado.

Para comer rico se debe de probar desde la comida del mercado municipal hasta la de un buen restaurante, nosotros te recomendamos ir al Restaurante Kinich, construido en lo que pareciera ser una casona antigua, Kinich mantiene el mismo estilo colonial que se viene sintiendo en la ciudad.

Es uno de los lugares con más tradición en Izamal y todos sus platillos son deliciosos, prueba la cochinita pibil o cualquiera de los guisos yucatecos, hay mucha variedad y toda esta buenísima. Y de beber, toma una refrescante agua de chaya.

Otra excelente opción es el restaurante Zanma, famoso por su riquísima sopa de lima y sus antojitos yucatecos como los papadzules y panuchos.

Y de postre ve directo a la plaza principal y compra una marquesita, típicas de la región y con múltiples tipos de relleno, no puedes irte sin probarlas!

Sea cual sea tu decisión, la comida yucateca no te decepcionará.

¡Llévate un pedazo de Izamal a tu casa!

No puedes irte de Izamal sin comprar alguna de las bellas artesanías que te ofrecen justo afuera del ex convento de San Antonio de Padua. Son famosos por sus hamacas. Así que es la oportunidad perfecta de llevarte un pedacito de este pueblo mágico a tu casa.