Riviera Maya

Hoteles ecológicos en Tulum que no puedes perderte

Ahorro de energía, de agua, reciclado de residuos, evitar plásticos de un solo uso, amenidades de baño 100% orgánicas y comida vegetariana o vegana son algunos de los servicios que ofrecen los hoteles más ecológicos de Tulum.

Cada vez son más los turistas conscientes que buscan viajar de manera sustentable para generar el menor impacto en la Tierra. Por ello, en los últimos años han surgido hoteles ecológicos que buscan crear un nuevo camino sostenible para el planeta y para sus habitantes.

Aquí te presentamos estas seis opciones de hoteles ecológicos en Tulum, únicos, peculiares y muy especiales. Estoy segura que hospedarte en cualquiera de estas cabañas frente al mar o inmersas en la jungla maya te renovará en cuerpo y alma y, además, te dará la tranquilidad de saber que cumples con el indispensable cuidado del planeta.

Delek Tulum, un hotel congruente que nace del amor

El original nombre de este hotel ecológico en Tulum proviene de la frase Tashi Delek, un saludo en tibetano que significa: que infinitas bendiciones estén en tu camino.

Delek Tulum cuenta con 21 cabañas a unos pasos del mar con un diseño rústico, pero muy moderno que sigue los lineamientos de la geometría sagrada. Su decoración cuenta con piezas únicas diseñadas especialmente para el hotel por comunidades indígenas. Es un lugar muy íntimo, pero con espacios amplios en las habitaciones. Te recomiendo elegir una con bañera para cerrar tu día con un relajante baño con sales. Todas sus amenidades son orgánicas.

Este proyecto surgió del profundo agradecimiento y amor por la fortuna de estar vivos. Su honestidad es invaluable. No navegan con la bandera de “hotel ecológico”, sino que buscan la congruencia y el respeto al medio ambiente en todo momento. Así, no cuenta con bolsas ni botellas plásticas, tampoco hay popotes y la mayoría de sus productos son biodegradables. Su iluminación es muy tenue para no molestar a las tortugas que se acercan a desovar, ni alterar el entorno. Toda la madera en Delek Tulum es local y certificada. En resumen, este es un hotel cuya prioridad es el respeto a la naturaleza y generar la menor huella posible en todos los sentidos.

Delek Tulum

Tulum
9.0 Excelente (88 opiniones)

Ahau Tulum, el primero con certificación Green Key

Lejos de ser un hotel, Ahau Tulum es una comunidad que sigue los principios de la Madre Naturaleza. Desde el primer momento podrás percibir la visión que une a todas las personas que componen el lugar: el gran respeto por la naturaleza y la individualidad.

Una increíble y gigantesca escultura del artista brasileño Daniel Popper te recibirá a tu llegada para comenzar esta mágica experiencia. Entre una atmósfera muy relajada encontrarás 24 acogedoras cabañas sobre la playa. Cuentan con un diseño rústico, grandes ventanales y amplias terrazas privadas.

Además de ser romántico y acogedor, es el único tipo Eco-lodge que cuenta con la certificación Green Key, un distintivo internacional que avala instalaciones turísticas que contribuyen a la prevención del cambio climático y la promoción del turismo sustentable. Ahau Tulum fue el primero en Quintana Roo en obtenerla.

Si estás buscando un lugar para relajarte sin dañar al medio ambiente, debes saber que este pequeño gran hotel hoy busca ser un modelo de buenas prácticas para las comunidades futuras y detonar la conciencia entre sus huéspedes.

Ahau Tulum

Tulum
8.8 Excelente (135 opiniones)

Villa Pescadores, un hotel para experimentar el viejo Tulum

Ubicado en una de las playas más emblemáticas de Tulum, Villa Pescadores surge de entre las palmeras para ofrecerte una estancia de lo más original, cómoda y respetando al medio ambiente en todo momento. La idea de este lugar es que te sientas como en casa, en familia.

La identidad de sus cabañas mayas es completamente nacional, chic, tradicional y simple. Su arquitectura costera mexicana cuenta con techos de palma, muros de palitos, suelos de madera (certificada), jardines privados con hamacas y pinturas muy originales decorando sus paredes.

La energía aquí es diferente. Se siente el Tulum de antes, el original. Además, al encontrarse justo al lado de las ruinas mayas, se respira un aire místico muy especial.

Es uno de los tres hoteles ecológicos en Tulum que cuentan con la certificación Green Key. Tienen procesos de tratamiento de agua por ósmosis, humedales al aire libre, su propia composta, vasos y popotes completamente biodegradables, entre otras cosas.

Villa Pescadores

Tulum
8.7 Excelente (120 opiniones)

Azulik, una casita del árbol en medio de la selva

Sin duda, Azulik es uno de los hoteles más famosos en Instagram, pero te aseguro que te gustará más en persona. Su arquitectura orgánica utiliza material de los alrededores. Para no dañar al ecosistema y no alterar el entorno, se construyeron senderos elevados que te conducen a las diferentes áreas del hotel. Aunque es solo para adultos, te sentirás como un niño jugando en una casita del árbol dentro de un cuento de hadas.

El ambiente se torna aún más mágico por la tenue luz que ilumina el lugar proveniente de las velas. Ninguna de sus 48 cabañas de madera cuenta con luz eléctrica, televisión o aire acondicionado. Por más rústico que se escuche, estas villas son extremadamente lujosas. Solo tienen bañeras, pues se promueve una filosofía slow-life. La idea de no contar con luz eléctrica, además del ambiente romántico, es para mantener las condiciones naturales que las tortugas marinas necesitan en temporada de reproducción.

Su concepto de alojamiento se basa en sabiduría ancestral, naturaleza y arte. Su meta es crear una tribu que le permita a sus integrantes conectarse con ellos mismos y con su entorno. Esto eleva lo sustentable a otro nivel. Así, al recorrer descalzos los senderos del lugar, cada huésped entra en sincronía con la sabiduría milenaria de la tierra.

Todo en Azulik busca crear conciencia sobre el impacto que los humanos causamos en el planeta, por lo que te invitan a vivir una experiencia en perfecta armonía con el entorno.

Azulik

Tulum
8.2 Muy bueno (544 opiniones)

Prana Boutique Hotel, un oasis natural con una vibra muy positiva

Este encantador hotel está ubicado en las afueras de la ciudad, a unos 10 minutos de las famosas playas tulumenses e inmerso entre la exuberante selva maya. Prana Boutique Hotel tiene muros altos, lo que hará que te sientas en un oasis de tranquilidad.

Este lugar ofrece tres diferentes tipos de alojamiento: seis habitaciones con camas extra grandes, una suite y dos tiendas de glamping llamadas Lotus. Estas tiendas cuentan con una cómoda cama Queen, un sofá, mesas, baño privado, Wi-Fi, aire acondicionado y ventilador. Además de lindas son muy románticas. El hotel es tan silenciosos y tranquilo que solo escucharás el canto de los pájaros y el murmullo de los árboles.

Este hotel ecológico en Tulum cuenta con tarjetas dentro de las habitaciones con información sobre la importancia de ser conscientes de nuestro impacto. Te recomiendan usar menos agua y evitar los parques de nado con delfines. Solo lavan las toallas y las sábanas cada tres días para ahorrar agua. No usan botellas de plástico y utilizan popotes de metal en sus deliciosos cocteles. Por si fuera poco, su sistema de filtración de aguas residuales pasa por tres filtros y después se usa para regar las plantas.

Hotel Prana Boutique

Los favoritos
Tulum
9.0 Excelente (66 opiniones)

Harmony Glamping Tulum, lo sustentable es el nuevo lujo

Otra opción para acampar con estilo en un hotel ecológico en Tulum es Harmony Glamping. Este moderno lugar, ubicado dentro de una granja de permacultura, ofrece la experiencia única de glamping en una tienda de campaña de lujo con todas las comodidades. Si no eres tan aventurero, puedes elegir una de las seis habitaciones con baño privado y aire acondicionado. Todas están rodeadas de hermosos jardines y los sonidos de la naturaleza.

Es un hotel construido con amor utilizando materiales y tecnología ecológicos de acuerdo con la filosofía verde del glamping. Cada una de las carpas cuenta con una cama Queen size hecha de pallets reciclados, ventilador de piso y un jardín exterior. Los detalles en la decoración son muy mexicanos.

Todas sus estructuras permanentes están construidas con principios bio climáticos para enfriar naturalmente los edificios por lo que no pasarás calor por las noches.

Es importante mencionar que solo se ha usado madera muerta cosechada por las comunidades mayas y la mayoría de muebles están hechos de pallets reciclados. Las aguas residuales (grises y negras) se tratan a través de un biodigestor que les permite reutilizar el agua para el riego subterráneo. Además, recogen el agua de lluvia que después se usa en el jardín y las plantas son fertilizadas de manera natural mediante el uso de moldes de gusanos y composta creados en la granja.

Harmony Glamping Tulum

Tulum
7.8 Bueno (61 opiniones)

Karla Levy

Creadora de contenido originaria de la Ciudad de México que vive en Playa del Carmen desde hace cuatro años. También vivió en Cancún durante cinco años, por lo que es toda una experta en esta región del país. Ama viajar, conocer nuevas culturas, ver otros mundos y motivar a la gente a que también lo haga.