CancúnEspecialesPlaya

Paradisus Cancún, ¡el hotel del que no vas a querer irte nunca!

By , 23 de octubre de 2018

Cuando se acercaba la hora de tomar vacaciones, inmediatamente nuestra mente nos ubicaba en una playa. Sin embargo, esta vez teníamos claro que queríamos romper todas las reglas y vivir el sueño vacacioal perfecto, así que elegimos un destino que con el simple nombre, ya te imaginas descansando ¡Cancún!

Cuando estás en Cancún, la oportunidad de elegir un all inclusive, donde no tendrás que preocuparte por nada más que porque te consientan, es la ideal.

Es importante mencionar que nosotros somos completamente inexpertos en el tema de hoteles all inclusive, así que después de una búsqueda entre cientos de opciones, la luz se iluminó y una voz angelical nos dijo: Habemus hotel. ¡Sí, elegimos el Hotel Paradisus Cancún!

nomadarte trivago

trivago y los bloggers de Nomadarte te muestran el lado que no conocías de los Pueblos Mágicos. Cynthia y Gustavo recorrieron toda Latinoamérica en coche y ahora lo hacen por México ¡toma nota de sus mejores tips!

Paradisus Cancún es un resort de lujo all inclusive, se encuentra ubicado en la Zona Hotelera y tiene frente a él, una larga playa de arena blanca como el talco y mar azul turquesa de ensueño.

Lo que más nos llamó la atención, es que a pesar de que este hotel es considerado como familiar, tiene un sección llamada Royal Service que es solo para adultos y con acceso a áreas exclusivas ¡Fue allí donde reservamos nuestra experiencia! Y para que te des una idea de lo fascinante que fue vivirlo, checa el siguiente video:

EXPERIENCIA ALL INCLUSIVE

Cuando llegamos al hotel de inmediato toda el personal nos dio la bienvenida, cada uno acompañaba el saludo con una sonrisa y la mano derecha en el corazón ¡eso nos encanto! desde la entrada nos llevaron al área de Royal Service, el recibimiento fue con una deliciosa copa de champagne y la explicación de todo lo que incluía nuestra experiencia desde amenidades de comida todos los días, hasta entrada a las áreas humedas del spa cuántas veces quisiéramos ¡por dentro solo pensábamos que habíamos tomado la mejor decisión!

Antes de ir a nuestro cuarto nos presentaron al que sería nuestro mayordomo por los 5 días de estancia, conocimos a José que tenía como tarea principal hacer que nuestra estadía fuera perfecta y bueno, ayudarnos en la parte de reservas para la cena, room service, spa y todo lo que se nos fuera ofreciendo durante las vacaciones.

Nuestra habitación fue una Royal Service Luxury Junior Suite con vista al mar y a la alberca, como bienvenida nos dieron una botella junto a nuestra primera amenidad que eran una fresas bañadas en chocolate ¡deliciosas! y bueno, cada día por la tarde nos iban llevando cosas diferentes riquísimas.

El cuarto era bastante amplio, con una cama muy cómoda tamaño king size y una salita que era perfecta para descansar mientras íbamos disfrutando de las delicias que nos llevaban, y una de las partes que más nos gusto fue ¡el baño! ya que tenía una tina con vidrios abiertos que daban hacia el cuarto y una regadera con efecto de lluvia que daba un masaje riquisimo.

Y nuestra parte favorita fue fue la terraza, desde allí se podía observar toda la alberca de Royal Service y tenía una vista al mar espectacular, el espacio fue perfecto para día a día tomarnos nuestro café de las mañanas desde allí, viendo al mar con ese sol que tanto deseábamos del caribe.

Ver hotel

PANZA LLENA CORAZÓN CONTENTO

Para ser sinceros hay una manera muy fácil de conquistar a este par de viajeros y esa forma se llama “comida”, para nosotros es fundamental poder tener comida rica y de calidad y una de las razones principales por las que elegimos venir a Paradisus fue porque tiene 15 bares y restaurantes con comida excelente y de mucha variedad y además cuenta con uno de los mejores restaurantes de todo México llamado Tempo by Martin Berasategui.

Nosotros no quisimos perdernos de ningún restaurante y nos dimos a la tarea de probar un poco en todas partes, la comida resultó ser excelente desde comida mexicana contemporánea en el restaurante Mole, probamos un poco de cocina peruana, cocina internacional, cocina italo-argentina hasta la fusión japonesa que fue nuestra favorita en el restaurante Bana, donde además nos dieron a probar un helado de Wasabi, bastante extraño pero rico.

Pero en definitiva la mejor experiencia de comida la vivimos en el restaurante TEMPO donde hicimos el menú de degustación acompañado de maridaje, y donde pudimos probar la famosa ensalada de tuétanos de verdura con Langosta que es tan característica de Martín Berasategui.

La atención en el restaurante fue impecable, la presentación de cada uno de los platillos y la explosión de sabores en el paladar desde los sabores suaves hasta el postre de chocolate con toques de ajo ¡fue toda una locura!

Ver hoteles en Cancún

MOOD RELAX

Y ya bastante felices estábamos en Paradisus con la comida cuando nuestro mayordomo  nos confirmó la sesión de masaje en el spa Yhi Spa, elegimos uno relajante, los 50 minutos se pasaron volando, las manos mágicas de las personas que allí trabajan y que se encargaron de aflojar cada músculo después de meses de mucho trabajo, nos dejaron en un mood de no querer movernos en todo el día, fue prácticamente regresarnos a la vida.

Al terminar el masaje nos metimos al baño turco, al vapor y a la alberca con masaje de agua que terminó por hacer del momento un día perfecto. ¡la  experiencia fue algo inolvidable!

COCOS BEACH

El lujo lo puedes encontrar en todas partes y Paradisus tiene un spot que a nosotros nos encanto llamado Coco’s Beach, José, el mayordomo, nos insistió mucho en reservar allí una cama Bali, nos habló tanto de la experiencia, de la vista y la mùsica, que no lo pensamos mucho e hicimos la reservación.

El día que por fin pudimos ir a Coco’s Beach fue divertidisimo, de entrada las camas estan super agusto, cuentan con techo de tela que es ideal para que pase la cantidad de sol exacta para no broncearse de más.

Los meseros nos fueron trayendo bebidas, el DJ frente a nosotros no dejo de poner la mejor música electrónica del momento y poco a poco se fue haciendo ambiente entre todos los que estábamos allí, pasadas ya un par de horas pedimos la carta de comida y nos recomendaron una deliciosa langosta acompañada de champagne, el platillo le dio el toque final a un día en la playa, con el gran océano de frente, bailando con buena música y mucho sol, así era como imaginaba mis vacaciones en Cancún y donde de vez en cuando hay que darse ciertos lujos para disfrutar al máximo.

ESPECTÁCULOS NOCTURNOS

La variedad por la noches en un all inclusive son interminables, hay opciones buffets, hay reservas en restaurantes con comida más gourmet, está la parte de los bares y están las cenas con show, donde al ritmo de música caribeña, luces neón, piñas con bebidas y un buffet estilo caribeño con lechón, arroz, patacones y muchísimas más cosas ricas hicieron que pasaramos una noche muy divertida en la Pineapple Party, para cerrar la noche, un barman hizo un show con bebidas bastante bueno.

El otro espectáculo que también disfrutamos fue durante la noche mexicana, al estilo de una kermesse, el lugar estaba lleno de juegos de feria mexicanos, nos recibieron con shot de tequila y había antojitos típicos como marquesitas, elotes, raspados y para cenar todas la delicias de la gastronomía mexicana como tacos, nachos, guisos etc. El show estuvo a cargo de un mariachi, después pasamos a un show maya que con bailes y música nos mostraron un poco de la gran cultura que allí se asentó y  terminamos la noche con bailes típicos yucatecos. ¡Fue una gran noche!

ÁREAS ROYAL SERVICE

Las áreas comunes de cualquier hotel es lo más importante a la hora de elegir donde vamos a reservar. Paradisus cuenta con grandes albercas, para niños y adultos, pero la gran ventaja de estar en Royal Service es que con el mayordomo puedes reservar una de las camas Bali y tenerla todo el día exclusivamente para ti. Además la alberca es solo para adultos, tienes muy cerca La Palapa que es un restaurante también exclusivo de Royal Service  tanto para desayunos como para comidas y snacks.

La experiencia fue totalmente placentera, desde que llegamos a nuestra cama Bali el mesero nos recibió con unas deliciosas mimosas para arrancar el modo relajación y en todo momento el personal siempre está atento a la necesidades de los huéspedes. Un plus super importante cuando buscas que las vacaciones realmente se conviertan en días donde tu descanses y disfrutes del paraíso.

La decisión de hospedarnos en un all inclusive fue difícil por la parte de tener que entender que no nos iba a dar tiempo de hacer más cosas fuera del hotel, y solo disfrutar de las instalaciones al máximo y aunque antes creíamos que eso no es era tan divertido, la verdad es que fue todo lo contrario, fueron las vacaciones perfectas, esas que tanto imaginamos y que realmente pudimos disfrutar como ninguna.

Vacacionar en Paradisus Cancún es ir completamente a descansar, relajarse y dejarse consentir por todo un equipo de trabajo que está dispuesto a dejarte un recuerdo muy placentero de la Riviera Maya. ¿y como no va a suceder? sí frente a ti esta una de las mejores playas del mundo. Paradisus es una combinación de lujo, tranquilidad y atención personalizada que nos maravilló.

Ver hotel


Ya que estás en Cancún, puedes complementar tus vacaciones con experiencias que no vas a olvidar nunca. Opciones como Aquaworld Cancún, te brindará aventuras que van desde práctica de snorkel y pesca, hasta veloces motos acuáticas y flyboard sobre el agua. Acércate al staff del hotel Paradisus quienes te facilitarán información y guía al respecto. Ahora sí, lo tienes todo, un increíble hotel y actividades que definitivamente, valen el viaje a Cancún.